• + 54 9 11 6897.1529
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
02 de Febrero de 2019
Fuente: www.iprofesional.com

La terminal japonesa se ve afectada por el desplome en el consumo de rodados que se da en el país. Paralizará su planta de Campana

La grave crisis del sector automotor, caracterizado por la caída de las ventas en el mercado doméstico, sigue generando complicaciones para las terminales radicadas en el país.

Ahora, es la japonesa Honda la que decidió poner un freno a su producción, tanto de motos como del SUV HR-V. La medida se extenderá durante todo el mes de marzo, debido a que existe un importante stock de unidades sin vender acumulado.

Durante el tiempo que la actividad de la planta de Campana esté paralizada, los operarios serán suspendidos y cobrarán el 70% de su sueldo.

La línea encargada de motos ya venía trabajando con suspensiones y ahora se sumó la de autos. Ambas se paralizarán a partir del 25 de febrero. Las motos volverán a montarse el 18 de marzo y los autos, desde el 25 de ese mes, detalla Clarín.

Durante 2018, las ventas de vehículos cayeron 23%, mientras que la producción descendió 1,4% y las exportaciones -que salvaron la situación del sector- subieron 28,5%.

En enero, la producción de vehículos retrocedió un 32,3% y la exportación, un 28,9%. En tanto, las ventas locales de las automotrices a sus concesionarias se derrumbaron  53,4%, según los datos de Adefa, la cámara que agrupa a las fábricas de autos.

Las motocicletas también viven un momento complicado: el patentamiento en enero cayó 44,4% interanual, a 41.928 unidades, informaron los concesionarios. 


Para ponerse en contacto con nosotros haga click aquí